Chess

Deysi Cori gana el II Magistral Internacional Diez Reinas 2011

Deysi Cori campeona de ajedrez mundial sub 20

Deysi Cori Tello gano el II Magistral Internacional Diez Reinas 2011. La campeona mundial sub 20 conquisto el torneo que se jugo del 12 al 21 de septiembre de 2011, en el Club Argentino de Ajedrez, Paraguay.

Clasificación final

1 WGM Cori T Deysi PER 2416 7.5
2 WIM Zuriel Marisa ARG 2214 7
3 Martinez Ayelen ARG 2085 6
4 WFM Romero Echeverria Abigail ECU 2134 4.5
5 WFM Chang Suzana BRA 2001 4.5
6 Fernandez Maria Florencia ARG 2152 4
7 Nejanky Maisa ARG 2069 3.5
8 WIM Maggiolo Elisa ARG 2075 3
9 WFM Colombo Camila URU 2111 2.5
10 WFM Vargas Gabriela PAR 2076 2.5

Entrevista por Carlos Llardo

Deysi Cori Tello, tiene 18 años y la genuina idiosincrasia del pueblo peruano; su pelo negro azabache, la piel trigueña, los ojos pardos y una sonrisa blanca contagiosa. Todas las tardes su figura pequeña se pasea por los salones del Club Argentino de Ajedrez; la flamante campeona mundial Sub20 (título que obtuvo hace un par de semanas en la India), llegó para participar del Magistral Diez Reinas, en el marco de la 1ª Convención Argentina de Ajedrez.

Deysi, que tiene un hermano (Jorge), dos años menor pero que ostenta el título de gran maestro, supo desde el primer momento que se sentó frente a los trebejos que no hay fórmulas secretas para el éxito. Las enseñanzas del hogar, de papá Jorge Luis y de mamá Catalina, la marcaron a fuego. Comprendió desde chica que todo pasa por las convicciones y el esfuerzo. Que sólo el trabajo hace al genio.

Hace diez años decidió tomar los consejos de su papá y comenzó a pulir sus rudimentos con el milenario juego; fueron tiempos en los en que las alegrías también despertaban nuevas frustraciones.

“Vengo de una familia muy humilde con mi papá obrero y mi mamá ama de casa. Vivimos en Villa Salvador, un barrio pobre de Perú. Mis padres tuvieron que hacer muchísimos esfuerzos para que Jorge (el hermano) y yo pudiéramos dedicarnos a jugar ajedrez. No era sencillo en nuestra casa tener que comprar 3 o 4 libros al mes para mejorar nuestro nivel en el juego, porque el dinero que había no alcanzaba para tanto. Lo mismo nos sucedía tras ganar algún torneo porque después necesitábamos plata para los pasajes o inscripciones de nuevos torneos y entonces nos dábamos cuenta de todas las dificultades que había a nuestro alrededor”, contó la nueva estrella del ajedrez sudamericano. Y agregó, “mi hermano y yo también nos dábamos cuenta de las frustraciones que sentían nuestros padres cuando no alcanzábamos los resultados. Por suerte ellos después lo comprendieron y aceptaron que en la alta competencia se necesita algo más que talento y estudio”.

-¿Y cuándo comenzó tu despegue en el ajedrez?

Tal vez en el 2005 cuando con mi hermano empezamos a viajar a la Argentina para jugar los torneos del Club Argentino. Entonces nos ganaban casi todos, pero poco a poco empezamos a mejorar y en cada torneo cada vez terminábamos más arriba.

-¿Y cómo solventaban los gastos de los viajes?

-Todo cambió en el 2008; el colegio Saco Oliveros de mi país nos ayudaba a mi hermano y a mí con un tema de becas para los estudios. Nos pasaron de la enseñanza pública a la privada y cuando Jorge y yo ganamos el mundial escolar en las categorías de varones y mujeres, apareció la empresa Cementos Lima que se hizo cargo de los gastos, las inscripciones, los pasajes y de nuestra alimentación.

A partir de entonces, papá Jorge Luis dejó su labor de obrero y se convirtió en el manager de sus hijos. Ahora el negocia las condiciones de participación de ambos hermanos en las distintas competencias del mundo.

-¿Y aquí tuviste encontraste buenos profesores?

-Sí, todos fueron importantes. Con el Club Argentino conocí al cubano Miguel Andrés. Después tomé clases con Oscar Panno y más tarde con Guillermo Llanos. Este último año, fui al Círculo de Villa Martelli y allí en la escuela de Alto Rendimiento, me perfeccioné con Sergio Slipak y Diego Valerga. Por suerte seguí sus consejos y hace un par de semanas obtuve el Mundial Sub20, en la India.

-¿Estudias mucho ajedrez?

-Ahora sólo 7 horas por día, pero hubo una época que le dediqué entre 9 y 11 horas. Tengo que volver a hacerlo, pero estoy un poco saturada, después de la India, tuve muchas entrevistas, incluso fui homenajeada por el presidente Ollanta Humala, de mi país. Me entregaron una medalla y por suerte ahora se escucha y se lee más cosas de ajedrez en los medios.

Toda la entrevista en Cancha Llena

Ajedrez por Chessdom © 2007 - 2011